Leyendo
Gerardo Azcuy: “Un edificio vidriado le da liviandad y un aire contemporáneo a la fachada”

Gerardo Azcuy: “Un edificio vidriado le da liviandad y un aire contemporáneo a la fachada”

Inaugurado recientemente en el barrio de Caballito, Donna Magna es un desarrollo de Azcuy que redefine el concepto de vida contemporánea incorporando lo último en materialidad y diseño.

El arquitecto Gerardo Azcuy, socio fundador y Director General de la compañía, aporta más detalles sobre este edificio -el cuarto eslabón de la serie Donna- y analiza el desarrollo y la evolución que el vidrio está teniendo en la industria en esta entrevista de Arch 360.

Arch 360: El vidrio es un material versátil y funcional que puede aportar elegancia, luminosidad y modernidad a cualquier espacio, ¿Cuál es la principal sensación que querés transmitir al usar vidrio en tus proyectos?

Gerardo Azcuy: Al ser transparente, el vidrio ofrece la posibilidad de integrar espacialmente el adentro con el afuera, agrandando el espacio visual.

Arch 360: ¿Qué prestaciones se toman en cuenta al momento de seleccionar el tipo de vidrio para la fachada de un edificio?, y en particular, ¿para el Donna Magna?

Gerardo Azcuy: El hecho de que permitan abarcar grandes dimensiones es el primer punto que tenemos normalmente en cuenta. Es importante que los vidrios sean reflectivos, reduciendo enormemente la incidencia y el ingreso de la radiación solar dentro de los ambientes. Además, otra característica que buscamos es que sean de baja emisividad -o Low E-, para que en invierno no se pierda el calor y en verano, no ingrese.

Arch 360: ¿Cómo afecta el uso de vidrio en la eficiencia energética del edificio?

Gerardo Azcuy: Si usaras un vidrio simple, en lugar de un DVH -doble vidriado hermético- y que no tenga Low E, vas a tener una ganancia térmica enorme, con el consiguiente aumento del consumo de los equipos de aire acondicionado y calefacción.

Arch 360: ¿Hay alguna razón técnica o estética en el cambio de la elección de los vidrios en los diferentes proyectos? Por ejemplo, sabemos que en Donna Terra se usó un Cool Lite KNT 155, pero en el resto de los Donna se aplicó el Cool Lite KNT 164.

Gerardo Azcuy: Al ser una torre de perímetro libre, Donna Terra es un edificio más expuesto al asoleamiento y que, además, tiene ambientes muy grandes, por eso el KNT 155 era el más recomendado. En tanto, el KNT 164 es más transparente, más claro y de noche se comporta mejor.

Arch 360: ¿Qué tendencias recientes has observado en el uso de vidrio en la arquitectura?

Gerardo Azcuy: La arquitectura contemporánea tiende a usar la mayor superficie vidriada posible en los envolventes de los edificios, buscando la mayor integración espacial posible entre interior y exterior. Los avances tecnológicos nos han permitido usar el vidrio en superficies cada vez más grandes. Al mismo tiempo, las carpinterías metálicas van reduciendo sus dimensiones y van mejorando los sistemas de rodamiento, felpas y de todo tipo de accesorios que permiten paños más grandes y que a su vez aseguran la estanqueidad al agua y al viento. La tendencia actual busca que los edificios sean eficientes y el vidrio juega un papel central, al permitir mejorar el comportamiento térmico. En este sentido, un ejemplo que vale la pena mencionar es el Rosewood San Pablo Hotel, en Brasil, obra del arquitecto Jean Nouvel, que tiene una gran cantidad de parasoles de aluminio en distintas capas y con diferentes formas que expresan el mensaje de la arquitectura contemporánea, muy consciente y apropiada en el tratamiento de las fachadas y envolventes.

Arch 360: ¿Cuál crees que es el mayor impacto del uso del vidrio en la estética y la imagen del edificio, tanto desde el exterior como desde el interior?

Gerardo Azcuy: Un edificio vidriado le da liviandad, elegancia y un aire de total contemporaneidad a la fachada. De noche, los edificios vidriados se iluminan y quedan muy bonitos.

Arch 360: ¿Cuál es el mayor desafío que se te presenta al incluir, por ejemplo, el vidrio en el interior de los departamentos? Vemos que optaron por vidrios templados esmerilados para los baños en suite.

Gerardo Azcuy: Nos parece divertido reemplazar paredes por paños vidriados en algunos baños con el mismo sentido de integración. Son desafíos que estamos planteando y que nos gustan. Además, tienen menor espesor y eso es un recurso útil cuando hay que jugar con las dimensiones, puede resultar más conveniente 1 cm de espesor de vidrio que los 10 que supone el ladrillo hueco y los revestimientos.

Arch 360: ¿Cómo se abordan las preocupaciones sobre privacidad y protección solar al usar grandes ventanales vidriados?

Gerardo Azcuy: Dejamos un doble espacio para instalar cortinas, que pueden ser de lino claro para cortar las visuales y no perder luminosidad o un blackout enrollable, que permite generar oscuridad y un corte total en la entrada de luz. En el caso de Donna Magna se añaden las costillas, que forman parte de la composición y suman privacidad.

Arch 360: En la elección de los vidrios utilizados en las barandas, ¿Qué medidas tomaron para garantizar la seguridad y resistencia del vidrio sin dejar de lado la estética propia de este proyecto?

Gerardo Azcuy: Elegimos un vidrio laminado que, en vez de tener un polivinil convencional, tiene otro compuesto, Sentryglas, que le da una resistencia mayor.

Arch 360: ¿Cuáles son los aspectos más destacados e innovadores del uso del vidrio en la construcción de edificios en la actualidad? .¿Qué avances tecnológicos recientes consideras que han mejorado la eficiencia y el rendimiento del vidrio en los edificios, que hace que se utilicen en mayor proporción y tamaños?

Gerardo Azcuy: La tecnología actual permite fabricar vidrios de dimensiones mayores, que pueden abarcar de pared a pared y de piso a techo, logrando una conexión total entre el interior y el exterior. Esto invita a disfrutar los espacios de forma integral, especialmente las vistas hacia afuera desde los distintos ambientes. En Donna Magna se suman las costillas verticales de la fachada, que van cortando y generando espacios de sombra, independientemente de la calidad del vidrio que, por su poder reflectivo y baja emisividad, minimiza el impacto de temperatura. De este modo logramos incluir la última tecnología, sin olvidar el confort y el equilibrio ambiental.

Arch 360: ¿Cómo incorporas el vidrio de manera sostenible en el diseño y construcción del edificio?

Gerardo Azcuy: Logrando la mayor dimensión posible en las aberturas y teniendo la precaución de no dejarlas absolutamente descubiertas al sol. Tratando de generar aleros o condiciones de parasoles para evitar el impacto directo. En Donna Magna, utilizamos parasoles verticales o costillas y aleros que minimizan ese impacto.

Cuál es tu Reacción?
Me Divierte
0
Me Encanta
1
Me gusta
1
Me Interesa
0

© 2019 Vidriería Argentina S.A. - Todos los derechos reservados